La entidad Catalunya Banc, a pesar de estar intervenida por el Frob, deberá pagar a sus empleados el bonus correspondiente al año 2011, tal y como indica el fallo de la  sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional de fecha 10 de enero. La resolución dispone en este sentido, que la empresa no puede suprimir de forma unilateral el abono de los objetivos ya devengados y reconocidos a los empleados.

La empresa  alegó que la medida se debía a los malos datos obtenidos por la entidad, que registró pérdidas de 1.362 millones de euros en el año 2011. Una excusa que la Audiencia Nacional rechaza señalando que los resultados no tuvieron nunca influencia efectiva en la percepción de las retribuciones variables de la empresa demandada. 

 

Ver texto completo de la noticia:

 

http://www.expansion.com/2013/03/13/juridico/1363197944.html

 

14.3.13

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra politica de cookies.

Si continúas navegando, aceptas su uso.